Bienvenidos a los Pueblos de Moclín

Un municipio con mucha historia y mucho que ver
Los pueblos de Moclín están situados al Noroeste de la Provincia de Granada, a caballo entre la Andalucía Oriental y Occidental, en la Comarca de los Montes y Poniente Granadino, integrados en la parte más occidental de las cadenas montañosas del Subbético Medio.

Moclín está situado al Noroeste de la Provincia de Granada, a caballo entre la Andalucía Oriental y Occidental, en la Comarca de los Montes y Poniente Granadino, integrados en la parte más occidental de las cadenas montañosas del Subbético Medio.

Ocupa una superficie de 112,7 km2 y alberga siete núcleos de población, que son Gumiel, Limones, Moclín, Olivares, Puerto Lope, Tózar y Tiena. En total son 4.522 habitantes.

Es un municipio cercano a la capital granadina, en tan solo en treinta minutos los turistas puede encontrarse disfrutando de un paseo por la Alhambra , por el barrio árabe del Albaycin, e incluso con un poco de tiempo, esquiar en Sierra Nevada.

Moclín posee uno de los patrimonios históricos más ricos de la provincia. Desde las primeras etapas de la humanidad ha sido testigo del paso de diferentes culturas por su territorio, que han dejado su impronta en los numerosos yacimientos arqueológicos que pueblan su geografía.

La Prehistoria nos dejó “El Santuario Andaluz del Neolítico” (Cueva de Malalmuerzo) y numerosas pinturas rupestres repartidas en las cavidades de sus sierras (Corcuela, Cueva de las Vereas, Bermejas, Araña, etc).

Con la cultura latina surgieron las Villas Romanas (Tiena La Alta y Olivares), así como los silos de Tózar.

Será la Cultura Hispano-Musulmana quien nos dejará una huella más indeleble con la imponente fortaleza que se levanta sobre la villa de Moclín y el sistema de atalayas, receptoras y emisoras de noticias hacia la capital del reino.

Dentro de la fortaleza, y sobre los cimentos de la antigua mezquita, se levanta la Iglesia de Ntra. Señora de la Encarnación, de planta de Diego de Siloé, coronada con una doble espadaña con remembranza escurialense, a la vez el templo mariano es santuario del Cristo del Paño, que según la leyenda fue donado a la villa por los RR.CC. en agradecimiento por haber dado hospedaje a la reina Isabel y al “Infantico” hijo de Boabdil. Este rico legado histórico, junto a un marco geográfico excelente ha hecho de este municipio una zona turística de gran variedad, reconocida por la Junta de Andalucía,con el Premio “Turismo 95”.



MOCLÍN; MEDIO FÍSICO.

Desde el punto de vista físico, la Sierra de Moclín y la del Marqués, presentan una orografía bien delimitada en el sector Subbético, caracterizado éste por un cordón ondulado de serranías y cerros calizos de reducida altitud, junto a pasillos montañosos y pequeños valles, formando parte de una cordillera longitudinal en la que se encuentran integradas la Sierra del Pozuelo, Cauro y Parapanda, paralela a Sierra Arana y Sierra Nevada, con la consiguiente influencia debido a la cercanía.

La naturaleza montañosa caliza del contexto general determina la presencia de especies emblemáticas de los ecosistemas mediterráneos, cronológicamente dentro del piso mesomediterráneo considerando la baja montaña, ya que la altitud máxima es de 1307 m. (Morrón de Catena) Sierra de Moclín.

Esta naturaleza caliza de la sierra le va a dar una fisiografía diversa, con cortados, que sirven de refugio a una importante fauna y flora rupícola.

El paisaje vegetal viene representado, principalmente y tendiendo a la apariencia con el pinar (Pinus halapensis) de repoblación, cubriendo gran parte de la Sierra de Moclín y del Marqués, que al carecer de entidad propia al tratarse de un cultivo, aunque bastante naturalizado, no se puede considerar como un ecosistema íntegro, aunque indudablemente ejerce una función muy importante contra la erosión, además de favorecer a algunas especies forestales. También algunas manchas de quercineas, reductos de las roturaciones, el bosque de galería que bordea barrancos y el río Velillos, el ecosistema rupícola y el medio acuático.